Taichi XIN YI

Haz Taichi

os Maestros de Tai Chi enseñan que los mejores momentos del día para practicar Tai Chi son a primera hora de la mañana, cuando todo está en calma y comienza a amanecer y en la tarde, cuando se pone el sol, pues son los momentos más energéticos del día. Sin embargo, esto no tiene porqué ser así para todo el mundo, cada persona tiene su ritmo vital y los horarios nos vienen impuestos por la forma de vida actual, por lo tanto el mejor momento para hacer Tai Chi, será cuando se tenga el tiempo suficiente para dedicárselo, para dedicárnoslo a nosotros mismos.

Practicando por la mañana activaremos la energía de forma natural, por la tarde, cuando la energía decae, una tabla de Tai Chi ayudará a liberar la energía estancada y por la noche contribuirá a devolvernos a un estado de relajación, ideal para conciliar un sueño tranquilo y reparador.

Si practicas después de comer, es mejor dejar pasar un poco de tiempo para no sentirte con pesadez, tampoco es muy recomendable practicar con sensación de hambre o de vacío en el estómago.

Practiques cuando practiques, lo importante es hacerlo con regularidad, si puedes diariamente mejor, más disfrutarás de los beneficios que te aporta, si no se puede diariamente, dos o tres clases por semana pueden ser suficientes. Lo que cuenta es la continuidad y la intención que se pone en ir avanzando en el conocimiento de la técnica,“…cuando practiques, realízalo con la máxima concentración y relajación que puedas, esto será más efectivo que si practicas durante horas pero de una manera mecánica y superficial…” (extraído de “Los ocho capítulos del Tai Chi Chuan” Sebastián González, Ediciones Índigo).

(Selecciona Dónde y podrás encontrar diferentes horarios, por zonas o por instructor, para elegir lo que mejor se adapte a tus necesidades).

¿Cuándo empezar?

Desde los seis años en adelante, cualquier edad es buena para comenzar a practicar Tai Chi; aún así, no veremos muchos niños menores de doce años en las clases, los niños pequeños prefieren otras actividades más “movidas” para canalizar su exceso de energía y les cuesta más mantener la atención que se requiere. El Tai Chi está muy indicado también para las personas mayores, por el tipo de ejercicios a realizar: suaves y lentos, adaptándose perfectamente a la capacidad física de cada persona, por pequeña que ésta sea. Tu instructor te guiará también para que no fuerces de más y tendrá en cuenta tu capacidad física. La práctica del Tai Chi es una progresión personal, no una competición, y está orientada a mejorar y mantener la salud. Por eso insistimos en la importancia de elegir un buen instructor, será quien te enseñe las posiciones y posturas correctas, a alinear la espalda, a no flexionar las piernas en exceso, etc. Si se pone atención en la corrección técnica y no se descuidan los principios básicos del Tai Chi, los riesgos de lesión son nulos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Politica de Cookies

Acepto